613 044 662 – 954 01 99 85  Horario de atención de 09:00 a 13:00 horas  · Envío Gratuito

613 044 662 · Envío Gratuito

Barandillas para cama

Mostrando 1–12 de 14 resultados

¿Qué son las barandillas ortopédicas?                                        

Las barandillas ortopédicas son barras ajustables (pueden estar fabricadas con diferentes materiales como el acero o la madera) que se colocan normalmente en la cama, ya sea normales o articuladas, de personas con movilidad reducida o personas que necesitan más seguridad a la hora de estar en la cama.

Estas barandillas se utilizan tanto para facilitar el acceso y el movimiento en la cama a personas con problemas de movilidad, como para aportar seguridad y prevenir posibles accidentes. 

Estas estructuras pueden tener tamaños, formas y diseños muy diferentes, que se adaptan a las necesidades que tiene cada persona. 

 

¿Por qué son importantes las barandillas ortopédicas? 

Estas barandillas pueden servir de mucha ayuda a personas mayores y a personas con problemas de movilidad, ya que ofrece muchas ventajas y beneficios; algunos de ellos son los siguientes. 

  • Estas barandillas sirven como punto de apoyo a la hora de acostarse, levantarse o cambiar de postura en la cama. 
  • Hay muchos tipos e incluso puedes crear tu propia barandilla personalizada que se adapte al completo a tus necesidades.
  • Previene de muchos accidentes a la hora de subir o bajar de la cama 
  • Impide casi al completo que la persona ruede o sufra una caída de la cama 
  • Aporta mucha seguridad a la hora de permanecer en la cama ya que crea un espacio del que no te puedes caer ni hacer daño. 
  • Gracias a la seguridad que aporta, el descanso es mayor y mejor. 

Aunque estas barandillas ortopédicas aportan muchos beneficios, siempre hay que saber cómo, cuándo y por qué se deben usar, y es aconsejable tener en cuenta una serie de objeciones a la hora de utilizarlas: 

  • Se deben conocer las necesidades del usuario, para poder elegir la barandilla qué mejor se adapte y satisfaga estas necesidades. 
  • La barandilla debe adecuarse siempre al espacio donde se va a colocar, al somier y al colchón de la cama. 
  • Los familiares o personas cercanas al usuario que utiliza la barandilla deben conocer las instrucciones de uso y cómo puede ayudar a la persona a interactuar con la barandilla; por ejemplo, sujetar a la persona por un brazo a mientras con el otro se apoya en la barandilla o plegarla cuando sea conveniente o necesario.
  • Las barandillas deben instalarse de forma segura, y si es necesario contratar a un profesional, ya que una mala colocación de estas puede crear lesiones o accidentes, que es precisamente lo que queremos evitar. 
  • Cada barandilla debe tener una inspección y un seguimiento regular para comprobar su estado, su usabilidad y su seguridad. 

¿Cuáles son las mejores barandillas ortopédicas?

Existen muchos tipos de barandillas ortopédicas que se adaptan a las necesidades de cada persona. Las hay de diferente diseño, material, tamaño… 

Aunque existen algunos tipos de barandillas que son las más comunes y las más utilizadas por las personas que las necesitan: 

  • Barandillas fijas: Estas barandillas no pueden moverse si no es sólo y exclusivamente para su desinstalación. Es la barandilla más segura ya que es imposible que el paciente la mueva sin querer, por lo que aporta una seguridad máxima. 
  • Barandillas abatibles: Las barandillas abatibles son las más funcionales ya que se pueden plegar y recoger hacia arriba, hacia abajo, o plegarlas en los extremos de la cama, esto es una gran ventaja ya que permite que el paciente entre y salga de la cama con normalidad. Se utilizan sobre todo para personas que tienen miedo a caerse por las noches y necesitan algo que les transmita seguridad. 
  • Barandillas asideras: Son barandillas mucho más pequeñas que funcionan como apoyo para subir o bajar de la cama, pero no aporta apenas nada de seguridad a la hora de prevenir caídas o accidentes. 
  • Barandillas plegables o de viaje: Estas barandillas como su nombre indica, pueden plegarse y reducir su tamaño para que se puedan llevar a cualquier parte que el paciente necesite, ya que hay algunas personas que son incapaces de dormir sin la seguridad que le aporta la barandilla.